La historia de una madre corredora

Las mujeres somos capaces de ocupar muchos roles día a día y más aún si se trata de una madre. Podemos pasar de ama de casa a educadora, de mujer trabajadora a especialista en salud o de taxista a consejera, pero el rol que más me ha llenado de orgullo es el de ser una madre corredora.

Me inicié en este deporte hace tres años y lo hice en busca de mejorar mi calidad de vida. Quería bajar unas libritas de sobrepeso y sentirme más fuerte físicamente, pero lo que gané haciéndolo, superó mis expectativas y por mucho.

Nunca imaginé que el recorrer kilómetros a diario se convertiría en la mejor guía que tengo para criar a mi hijo. Me ha servido para mostrarle que con esfuerzo y dedicación lograremos sobrepasar todo aquello que en algún momento creíamos imposible.
Cada vez que toca subir una empinada y muy difícil cuesta, reafirmo que cuento con la fuerza de vencer cualquier obstáculo. Que sin importar lo complicado y doloroso que sea el proceso en el que nos encontremos en ese momento, lograremos llegar a la cima y disfrutar de una mejor vista.

También he aprendido, que en el correr al igual que en la vida, vamos a conocer muchos amigos que compartirán algún trayecto junto a nosotros. Muchos llegarán, algunos se irán, mientras otros permanecerán. Lo importante es mantenerse motivado en el camino, sin depender de terceros, al final la recompensa sigue siendo individual.


Descubrí además, que a diferencia de un cronómetro que comienza a correr durante la salida de cada carrera y que motiva aprovechar cada segundo, existe un reloj mucho más importante en nuestras vidas y el cual no podemos detener. Aprendí a maximizar cada segundo, cada instante junto a mis seres amados, y así enmarcar gratos recuerdos.

He tenido la oportunidad de correr junto a buenos amigos en muchas ocasiones, pero mi mayor satisfacción fue la primera vez que lo hice un 5k con mi hijo. Sin duda fue muy difícil esa ocasión y él comprendió que muchas veces en la vida el camino complicado y fuerte es el que nos lleva a la mayor satisfacción.
Pensé que después de esa ocasión, jamás volvería a correr conmigo, sino por el contrario, les puedo contar que ya hemos recorrido varios eventos juntos y siempre se muestra entusiasmado. De igual forma me ha esperado en la meta en muchas ocasiones y su mirada de satisfacción a mi llegada, es similar a la que tenía cuando pequeño veía a su superhéroe favorito.

Con mi experiencia me gustaría, motivar a más mujeres a convertirse en madres corredoras. Día a día trabajar en una versión mejorada de sí mismas. Descubrir la solución a cada preocupación, en ese tiempo a solas, mientras se va acumulando millas.

Si lo intentas descubrirás, que no es que la vida se haga más sencilla, sino que tú te vuelves más fuerte para afrontarla. Así que ánimo. Sólo tienes que ponerte las tenis y salir a hacer la carrera.

(Autora del artículo: Ana I. Castro)

facebook-profile-picture
Maratonespr.com es una página web dirigida a ofrecer información de running y maratones en Puerto Rico. Cualquier comentario puede enviarlo a: maratonespr@gmail.com

You must be logged in to post a comment Login