A punta de medallas y récords, Aries Sánchez se gana el respeto en Puerto Rico

Artículo por: Jesús Linares

La mirandina obtuvo su título universitario y continúa su preparación rumbo a las olimpiadas del próximo año.

Dejar tu tierra natal es siempre una tarea complicada, pero brillar en el extranjero es más difícil aun, Aries Sánchez una mirandina de 24 años vivió momentos difíciles tras irse a estudiar al extranjero. Hoy desde Puerto Rico brilla con luz propia en las pistas y a la a vez crece como profesional universitaria.

Nacida en Los Teques, muy cerca de Caracas, tuvo su primer contacto con el deporte en la gimnasia, fue becada para ir a Italia y su entrenadora en ese entonces se percató del talento de la niña. “La gimnasia es una carrera muy corta”, recuerda las palabras de su instructora, fue recomendada para el atletismo, y comenzó entrenamientos a los 10 años. En 2006, su primer año fue llamada a la selección nacional. Recuerda a Carmen “Charo” Álvarez y Rubén Herrada como sus primeros entrenadores.

Aries ostenta el record nacional de salto largo en categorías menores y adultos, ambos con 6.62 metros, también destaca en pruebas de velocidad, en los 100 metros planos, su registro es de 11.40 lo que la coloca como la cuarta mejor corredora en la historia de Venezuela. Ha representado al país en numerosas competiciones y ver su nombre ocupando primeros lugares del ranking mundial es algo frecuente.

Pronto llegarían ofertas desde Estados Unidos. Kentucky y Ohio ofrecieron becas universitarias; el idioma y sus barreras jugaron en contra. “no hablaba inglés y no acepté”. La Universidad del Turabo en Puerto Rico ofreció una beca en 2015, sin embargo no la tomó. En 2016 se puso en contacto con Turabo y las noticias no eran alentadoras. “La universidad limitaba a dos extranjeros por año, no había cupos, debía esperar a 2017”.

Esperar un año no estaba en sus planes, por cuenta propia envió correos a cada una de las universidades de la isla hasta que obtuvo respuesta de la Universidad Interamericana de Puerto Rico. Habían visto sus registros de la IAAF (Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo, hoy Worlds Athletics) y sin dudar le ofrecieron la beca. “Fue por mi misma, yo busqué mis oportunidades y decidí dar ese cambio”. Relata la tequeña quien daba uno de los saltos más importantes de su vida.

Su entrenador Jonathan Davis, otrora decatleta venezolano del estado Falcón, es el principal responsable del crecimiento de la saltadora. Tras el ofrecimiento de entrenar a Aries, dejó su antiguo empleo en otra casa de estudios y se unió al proyecto. “Es una gran atleta, multifuncional, domina los tres eventos de salto (largo, triple y alto), por evitar lesiones, no hace triple, pero es una gran saltadora” resalta Davis, quien reside en la isla del encanto desde 2005 y conoce muy bien todo el potencial que tiene su pupila.

Pero no todo fue color de rosa, en su primer año por condiciones del evento no le permitieron participar, las normas de las justas permiten solo dos atletas extranjeros por universidad, esas serían Aries y una compañera dominicana, pero una impugnación de última hora relacionada con una tercera extranjera, quien debía competir como “nativa” por la Interamericana, no fue tomada como tal. “nos confiscaron el puntaje que ya habíamos obtenido, y no pude seguir en las competiciones” recordó.

“Sí aquí lo haces mal, afectas a la universidad, te trajeron para que ganes eventos, recibí críticas e insultos”, señala Sánchez, “personas de otras universidades me trataron mal, tuve que sobreponerme a eso y darme a respetar”. El trabajo duro dio sus frutos y los buenos tiempos llegaron acompañados de grandes saltos, medallas y records. En las posteriores justas LAI, las competencias universitarias de mayor nivel en Puerto Rico, allí Aries demostró su talento y dejó marcas para la historia, superando los comentarios negativos y los episodios desagradables que incluso la llevaron a pensar en desistir de su carrera deportiva.

Estableció record en salto largo con 6.53 metros desplazando el 6.51 en manos nada menos que de la medallista de oro olímpica, la colombiana Caterine Ibarguen, sin embargo, su mentor le exige más. “Ella puede estar saltando 7 metros, yo aspiro a más, ella puede dar mucho más”. También triunfó en los 100 metros planos con marca de 11:51.

El 2020 estaba proyectado como un año importante de cara a las aspiraciones olímpicas de la saltadora, pero la falta de respuesta del Ministerio del Deporte, del Comité Olímpico Venezolano y de la Federación Venezolana de Atletismo aunado ahora a la pandemia han sido las piedras de tranca. “Pasé un presupuesto y no recibí respuesta”, desde el Ministerio le han exigido participar en ciertas competencias y ganar medallas. “Luis Salas, me dijo que debía asistir al campeonato nacional de especialidades en Barquisimeto”, allí estableció record nacional con 6.62, pero a pesar de ganar y brillar no hubo respuestas. “Me pidieron ir a Cochabamba, Bolivia, quedé segunda y no me respondieron”.

Una vez más Aries Sánchez, quien no conoce la palabra “rendirse” decidió comunicarse personalmente con el ministro Pedro Infante, pero el resultado fue estéril. El mensaje enviado al titular de la cartera deportiva en Venezuela quedó en visto. El doble check azul como señal de leído fue la respuesta silenciosa y negativa que recibió. “Necesito que se me apoye, es importante competir en Europa, mis registros están en 6:50 y la marca para Tokyo son 6.82, pero se debe competir para obtener las marcas”.

Las competiciones internacionales otorgan mayor cantidad de puntos para el ranking mundial, En Cochabamba, Bolivia, por ejemplo, Sánchez obtuvo 115 puntos con la presea dorada, mientras que apenas recibió 15 por ganar en las justas LAI de Puerto Rico. “Una sola competición me ubicó del puesto 93 al 43 del mundo, sí compito en el ámbito internacional, puedo lograr mejores puntajes”, concluye la mirandina.

Un programa de preparación de aproximadamente tres meses ronda los treinta mil dólares. En MinDeporte tienen el detalle por escrito de lo que la atleta necesita, viajes, hospedaje, alimentos, equipo deportivo, honorarios y otros conceptos indispensables para la continuidad de su preparación están detallados en el presupuesto que Sánchez elevó al despacho del ministro y del cual no obtuvo respuestas. La pandemia también ha causado incertidumbre en cuanto al regreso a las competiciones, no solo de la mirandina, sino de toda la comunidad deportiva.

Aries acaba de graduarse como Atletic Trainer, planea hacer una maestría en educación física y entrenamiento personal para cumplir con el año de competencia que le falta tras la suspensión por la pandemia, pero no olvida que los logros son producto del trabajo en equipo. “Sin Jhonathan no habría logrado nada. Me motiva y me exige a dar cada vez más, Puerto Rico me ha regalado las mejores alegrías, medallas y lágrimas. Aquí aprendí a ser fuerte”. Comenta Aries con un “cantaíto” borinqueño que a la vez delata a su natal Venezuela.

Por lo pronto, las metas siguen siendo las mismas. Volver a las aulas y a las pistas, culminar su postgrado y seguir entrenando con miras a Tokyo 2021. La saltadora decidió no esperar por nadie, se sobrepuso a momentos difíciles. Hoy celebra sus logros académicos y deportivos, pero el trabajo sigue y esta historia continuará.

Foto suministrada: CORTESÍA Aries Sánchez

facebook-profile-picture
Maratonespr.com es una página web dirigida a ofrecer información de running y maratones en Puerto Rico. Cualquier comentario puede enviarlo a: maratonespr@gmail.com

You must be logged in to post a comment Login